Tecnología de Videovigilancia

Es una tecnología de videovigilancia visual diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades, teniéndolo todo controlado incluso a distancia.

Al principio se hacían este tipo de instalaciones para disuadir o detectar robos y, hoy en día, no sólo se utiliza para seguridad, sino también para otros propósitos específicos como pueden ser los de la medicina, la educación o la lucha contra eventos antisociales.

En muchos hogares se utilizan como sistemas de seguridad, aunque también pueden desarrollar otras funciones, como recopilar pruebas de violencia doméstica. También se colocan en bancos, casinos, centros comerciales, vías de circulación, aeropuertos, áreas e instalaciones públicas, entre muchos otros lugares.

Se le denomina circuito cerrado ya que, al contrario de lo que pasa con la difusión, todos sus componentes están enlazados. Además, a diferencia de la televisión convencional, este es un sistema pensado para un número limitado de espectadores.

El circuito puede estar compuesto, simplemente, por una o más cámaras de vigilancia conectadas a uno o más monitores de vídeo o televisores, que reproducen las imágenes capturadas por las cámaras.


Aunque, para mejorar el sistema, se suelen conectar directamente o enlazar por red otros componentes como grabadores con disco duro, con posibilidad de conectarlos a línea de ADSL y que lleguen las imágenes a tu móvil.

 

 

Tecnología de Videovigilancia